Es Cariñoso extrovertido, dulce y bondadoso, El Bernés de la Montaña es una gran compañero. Es un perro inteligente que es fácil de entrenar el cual puede pasar por todos los niveles en la formación de obediencia.

Es tranquilo y apacible. Es un animal muy sensible y dulce. El Bernés de la Montaña se lleva muy bien con los niños y busca la atención y la interacción de niños y adultos.

Sin embargo, es un perro grande y por lo tanto puede fácilmente derribar a un niño pequeño no de forma intencional.